5/12/10

Distorsión

Solo es decir: SI,  porque es un querer luchar por aquello que quieres y crees, es como volver a sentir el sol en tu piel, después de un día de lluvia. Andar con rumbo fijo y correr tras tus sueños y deseos, porque hay esperanza...

Recordó todo lo que le decía su amiga Estefani por teléfono en aquellas noches, cuando se sentía desmoronar, y desfallecer.

Ella ya no estaba allí. Se podría decir que desaparecío de su vida, cuando después de un verano todas ellas cambiaron.
LLegó al instituto con una nueva imagen y un desafio, ser alguien diferente, marcar una nueva tendencia, pero sobre todo lo que ella buscaba era ser aceptada. -¿Tan dificil es?- se preguntaba Nadia mirandose al espejo.
Recordaba los días cuando ella y sus tres amigas escribían en su diario, en las horas muertas de clase, redactaban sus secretos, sus historias y pegaban fotografias curiosas, buscando una sonrisa. Risas y fotos.
Pero en ese verano algo se rompío, Estefani aparecío con novio, y Amanda con ideas nuevas y originales en las que invertir su vida, Daniela como siempre estudiosa y a veces ajena a las demás. 
Los lazos se rompieron, anidó la confusión. Ninguna supo comprenderse. Estefani, con su desgarrado corazón solo buscaba alejarse de todo y ser capaz de sanar sus heridas. No la entendieron, y fue olvidada.Su mejor amiga, ya cansada de luchar contra un muro de piedra desistío y la dejo ir, esperando algo que no llegó.
Amanda tan alegre siempre, no supo comprenderla, y al igual que Nadia, la dejo ir...no fueron capaces de salvar su amistad. Y ahora cada una con su vida, forja un nuevo destino. 
Sus risas, distorsioanadas en la lejanía de un recuerdo, poco a poco se olvidan. Ahora ellas...son letras rotas... que yacen en una tumba enterradas en la arena fria.

1 comentario:

Oski dijo...

Las personas cambian y con ellas los grupos. La etapa de instituto es uno de los lugares donde más ocurre este fenómeno. Grandes amistades se pierden, unas por desidia otras por falta de empatía. Vivirlo es jodido. Vivirlo es doloroso.

Pero al final el tiempo te enseña que llegan nuevas personas, la vida es corta y hay muchas almas interesantes para conocer, de cada una te vas quedando recuerdos, vivencias y muy pocos serán los que estén contigo el día que toque lanzar el último suspiro y esos pocos quizás los acabas de conocer o quizás no.

A todo esto se le llama vivir :-)

Caminante no hay camino, se hace camino al andar.