7/12/10

Entre sus gotas

Llueve, solo es lluvia, su sonrisa se funde en el horizonte. Cierro los ojos, y escucho el rumor de las gotas, derramándose por Madrid. Árboles desnudos y fríos, esperan pacientemente la llegada de la primavera, qué es la vida sino solo espera. Día sin luz, día ensombrecido y el clamor de los coches, corren sin pausa, corren con rumbo fijo, en busca de su destino. Transeúntes  caminan rápido, caminan protegidos por sus paraguas, sorteando los charcos, no quieren mojarse...el suelo esta mojado,ella lo mojó. Lluvia fina y murmuradora...hoy me cuenta sus secretos. Jugando entre los edificios, la veo caer, mientras yo río. Sus ojos brillan emocionados, siente la felicidad y la magia entre sus gotas. Lluvia poderosa...regalas vida. 

1 comentario:

Oski dijo...

Creo que existe una conexión entre la lluvia, la tristeza y las lágrimas. A veces la ciudad llora y las personas corren, temerosas de mojarse con esas lágrimas.

A mi personalmente que llueva me hace feliz. Me gusta el olor a humedad, me gusta empaparme y sentirme vivo. Supongo que la culpa la tiene esa extraña costumbre mía de sacarle significado a todo y de sacar a mojar mis penas cuando llueve, para que el agua se las lleve lejos y las transforme en vida cuando riega las plantas y moja los árboles...

En fin. No se me puede dejar solo. Me paso el día pintando paisajes bohemios en mi mente.