29/12/11

Y las sombras...



                                          (Dedicada al 2011)
                                                                                               
                                                                     
-Ahmed, siento que me muero-susurro con los labios resecos.
-Resiste un poco más, pronto llegaremos, confía en mí- mintió, Ahmed.
Norah, apenas podía caminar, su cuerpo demandaba agua, necesitaba beber de ese líquido maravilloso para poder calmar su sed. Sus labios estaban agrietados, tenían pequeñas motitas de arena que el viento había depositado en ellos. El sol abrasador, se estaba llevando sus últimas energías así como su fuerza y su esperanza. Intentaron continuar.
-Norah, por favor, no te rindas-  imploró, con los ojos inundados en lágrimas, mientras ella se desvanecía en la arena ardiente del desierto.

El calor sofocante. El sol abrasador. La arena como el fuego. Y la sed…
Dunas infinitas. Un camino que parecía no tener fin. Y en medio de él,  Ahmed y Norah atrapados entre la vida y la muerte. Y la sed…Un sentimiento de impotencia era dueño de su ser, de su alma. Eran guerreros derrotados, abatidos por la falta de agua. Era su mente esclava de sueños imposibles, irreales. Sus labios llenos de grietas. Eran ojos delirantes, traicionados por su afán de gloria. Sin esperanza, sin salida. Locura. Ahmed y sus lágrimas, Norah y su ausencia. Y la sed…  Sus cuerpos heridos, un instante, y las sombras...(entra aquí)


(Feliz  Año Nuevo)

26/12/11

Me enamoró.

-I don´t speak Spanish- me dijo mirándome con sus ojos de aguamarina.
Qué problema pensé.  
-Yo no hablar inglés- dije usando una terminología sencilla, en indio apache como diría mi madre.
No ocurrió nada. Me observaba tras sus largas pestañas. Comencé a sentirme estúpido. Rebusque en mis bolsillos para hacerme el interesante, encontré el móvil. Las 14:30. Tenía hambre.
Ella seguía cada movimiento que hacía. Murmuro algo que no entendí. La mire y sonrío. Tenía una sonrisa bonita. Estaba sorprendido, y me extrañaba tanta casualidad. Ella. Yo. ¿Habría un nosotros?
-Bueno…mmmm. ¿Quieres venir conmigo y te enseño Madird?-pregunte esperanzado.
-Yes-contestó sonriente.
De repente me sentí feliz. Aunque no sepa hablar inglés sé que "yes" es "sí", lo típico que te enseñan en el colegio. 
La verdad es que no suelo tener suerte con las mujeres. Siempre que he pedido salir alguna chica me ha contestado con negativas. “Ahora estoy muy ocupada con los estudios, no tengo tiempo para chicos” el no más amable que he recibido. Otras, sin embargo no son tan benévolas: “no me gustas, eres ¿cómo decirlo?, horrible” esa era una bruja. Mejor no hablar de ella. “Estoy interesado en otro, lo siento” y así.
Decepción tras decepción. Supongo que no ha llegado la adecuada, tengo 22 años y soy un chico normalito, alto, de ojos negros, pelo rizado y oscuro, de inteligencia media-alta y conversación entretenida.
 El caso es que me ha dicho que sí. La razón de su aceptación la desconozco y si soy sincero, me importa, lo que es nada.
-¿Cómo te llamas?- su nombre, necesito saberlo.
-Yes- contesto divertida.
-Vaya hombre, no me entiendes…tu nombre, ¿cuál es?- volví a preguntar esta vez más despacio y gesticulando de forma exagerada.
-Yes, yes- y me cogió del brazo y caminamos a un Burger King. Nada más llegar se fue al servicio y me dejó solo, esperando. Cuando pensé que se había escapado por la ventana del baño, apareció con su melena rubia peinada, y con sus labios pintados de color rosa. Me agarro de la mano y me llevo a una mesa y me indico que me sentara. Se fue de nuevo y cuando volvió, trajo una bandeja llena de hamburguesas y dos Coca-Colas extra grandes.
Y sin más preámbulos, empezamos a engullir, como seres primitivos. Nos manchamos de kétchup y de mahonesa. La mitad de las hamburguesas, se nos caía al plato nos mirábamos y empezábamos a reír, como niños. Nunca me había sentido así de cómodo, era yo mismo. Esa chica era tan natural, me transmitía alegría, sencillez…y más cosas. Sin entender cómo y cuándo sucedió: me enamoró.  

                                                             
                                                                
(Memorias de un Enamorado
 *el verano en que te conocí)

11/12/11

Eliana

Aquel muchacho descansaba  recostado en su cama en una habitación en penumbra.
Había estado escribiendo horas antes una poesía a su amada.
Escucho el silencio de la noche mientras se arropaba con mantas roídas por los ratones y agujereadas por las polillas. De repente oyó ruidos extraños en el suelo de madera de pino. Encendió la vela.
Una sensación de asco le inundo por completo.
-¡Ratas! …-dijo entre dientes. Cogió su bota y se dispuso a asustarlas, cuando sintió alguien más a su lado.
-Robert, ¿qué haces?-dijo una joven de una belleza deslumbrante. Cabellos negros, caían por sus hombros, blancos como la nieve. Sus labios rojos entreabiertos, sonreían levemente, y su mirada azul como el mar le penetraba con profundidad el alma  que escondían  sus ojos.
Su cuerpo se insinuaba oculto entre su vestido de lino fino y se acercó a él.
Empezó a temblar.
-¿Quién eres? –logro murmurar y al instante se olvidó de las cucarachas.
-Robert… ¿no me reconoces?
-No, no sé quién eres…-dijo sin poder apartar la mirada de ella, se sentía atraído y confuso. Que bella es, pensaba mientras su cuerpo comenzaba a tener frio. Más frio. 
-Soy Eliana, me conociste hace mucho tiempo... Soy aquella chica que jugaba contigo a construir barquitos de papel,  y a pintar corazones en la arena de la playa. Te ayudaba a montar a caballo, y te defendía de los niños del hijo del tabernero.
La misma que inventaba historias sobre hadas y duendes que vivían en bosques encantados, sobre piratas y tesoros perdidos en islas en mitad del océano.
Soy aquella chica que te enseñó el valor de la humildad, y el peligro del orgullo…
¿Ahora me recuerdas?-preguntó mientras cogía su capa roja  y se tapaba. Miró como las velas se consumían lentamente.

-Sí…eres aquella chica que también me ensañó a soñar y a volar entre cuentos  y libros… ¿Sabes? Contigo aprendí a escuchar al corazón, a sentir el alma de la naturaleza y a apreciar la delicadeza de una flor. Eres la rosa que creía perdida.
Eliana se movía mientras hablaba, como si bailara entre nubes de algodón de azúcar, ligera y vaporosa. Se detuvo delante de la mesa y cogió la carta que estaba encima.
-No la cojas, ni se te ocurra leerla-ordeno Robert con la cara roja y el ceño fruncido.
Eliana le miró y adivinó lo que escondía su corazón.

¿Amor?

7/12/11

Alas rotas.


…el rastro que deja el dolor.
Lágrimas. Ausencia.
Cuando sabes que el final ha llegado, cuando sabes que ya no puedes alargar más la espera, cuando tu interior grita pidiendo que el dolor pare, cuando tu pecho no puede aguantar más las embestidas de tu corazón, es  entonces, cuando lloras. Lloras por la frustración de pensar que pudiste ser feliz con ella, pero te equivocaste. Lloras porque creíste amarla. Lloras por haber ilusionado su corazón con palabras mentirosas. Lloras por las horas perdidas. Lloras porque tú también te engañaste. Lloras por las canciones que alimentaron vuestra ilusión. Lloras por el vacio que te dejará su partida, ese vacío que ella llenó. 
La hechas de tu corazón y de tu vida, sabiendo los dos, que juntos ya no podréis volver a volar. 

Susurros del tiempo

2/10/11

Premios!

Holaa!

Sergio , http://elgatoentutejao.blogspot.com/ , me ha concedido estos premios (premio Sunshine Award & premio Imagine y como corresponde a la costumbre blogger, quisiera concederlos a su vez a los siguientes 10 blogs:






http://rinconcercano.blogspot.com/ por sus palabras llenas de vida.
http://apuestoportimifantasiaaldespegar.blogspot.com/ por su novela repleta de aventura y misterio
http://pajareria.blogspot.com/ por sus redacciones que despiertan la fe en algo superior
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/  por sus palabras hermosas e intimas
http://hablemos-de-literatura.blogspot.com/ por la hermosura de sus letras
http://todoloespecial.blogspot.com/por su sinceridad en sus palabras y la preciosidad en sus escritos
http://essential-tears.blogspot.com/ palabras llenas de sentimiento
http://at92hours.blogspot.com/ por su encanto
http://golondrinadehumo.blogspot.com/ por sus escritos atrapantes
http://rayodelunamili.blogspot.com/ por su originalidad

Que los disfruteen, :DD
Mucho animo y a seguir escribiendo

17/8/11

¡Inténtalo de nuevo!

Caminaba sin un rumbo fijo, con la mirada perdida en el horizonte se adentraba en el vacio de su propia mente.
Sus pasos la dirigieron al lugar al que solía acudir cuando la tristeza y el miedo llamaban a su puerta.
Esperanza pensaba que jamás lograría superar las pruebas de acceso, la exigían una nota tan elevada, que el miedo atenazó su corazón y creyó con toda su alma que no lo conseguiría.
Dentro de tres meses tenía el examen que decidiría su destino. En esa prueba evaluarían sus conocimientos, así como sus cualidades y hobbies. "Esta tanto en juego" no dejaba de decirse.  
Se sentó en la hierba cruzando las piernas y cerró los ojos. Al poco tiempo sintió como una mano, la tocaba la espalada. Se dio la vuelta sobresaltada.
Detrás de ella había un hombre ya mayor, con el pelo blanco y lleno de arrugas. La sonrió.
-Disculpa niña, ¿puedo sentarme a tu lado?-pregunto con educación.
-Mmm…sí, ¡claro¡- respondió Esperanza, dubitativa.
Se quedaron en silencio, sin saber que decir. Esperanza, sabía que los ancianos muchas veces, se sientan cerca de gente que está sola con el propósito de hablar con ellos y pasar la tarde de forma divertida. En esos momentos, la mayoría, cuentan su vida, y rememoran  tiempos pasados, cuando España era diferente y la juventud no era tan alocada como la actual.
Ella decidió tomar la iniciativa, y comenzó hablar. No supo porque lo hizo, pero a aquel anciano le conto con pelos y señales, su situación. Quizás fuera por la presión emocional y psicologica a la que se veía sometida.
-Querida, ¿sabes?...Porque una vez no consiguieras la nota y no pudieras ir aquella academia de pintura, no significa que no puedas lograrlo ahora. Muchas veces, vivimos con el temor, y con el recuerdo aún caliente en nuestro interior de ese fracaso que nos hirió profundamente. Pero, hoy no es ayer, no vivas querida niña, apresada en recuerdos que te restan libertad. No pienses que no podrás y que nunca lo harás. No sigas condicionada por aquel recuerdo.
¡Inténtalo de nuevo!

21/7/11

Algo para no olvidar




Sonreír con fe, con ilusión, sin miedos
con valor, con generosidad,  sin pretextos,
 con tu corazón, con tu alma, sin olvido,
 con tu pensamiento, con tu cuerpo desnudo, sin planes
con tus sueños, con tu espíritu,  sin temor.
con tu esencia, tu mar profundo y tu cielo nublado,
con tus estrellas de luz, tus corales de colores y tu aroma a golosina.
Sin pensar en el futuro, viviendo el hoy en el mañana.
Sonreír con fe con ilusión, sin miedos
Creyendo, esperando, confiando,
tú interior alterado, busca razones nítidas, diáfanas, tersas,
como aguas cristalinas, transparentes, translucida,
donde la verdad combate contra la mentira
saliendo vencedora en la ardua batalla, sin espinas.
Sonreír con fe con ilusión, sin miedos,
Creyendo, esperando, confiando, porque hay un amanecer que camina lentamente en la noche hendida, delicia de la mañana.





29/6/11

Esperanza

Susurros del tiempo
Esperanza se detuvo en seco, para comprobar al cabo de un instante el despertar de la luna abrazada entre las estrellas.
El eco de sus pensamientos le devolvía el sueño que creyó olvidado.
Soñamos, deseamos y anhelamos intentando alcanzar lo imposible-   reflexionaba mientras se fumaba un cigarrillo.
Queremos creer que lo irreal e ilusorio se volverá realidad con el pasar de los días. Magia y poder.
Los sueños están repletos de fuego,  tempestad y fe, porque están forjados en el interior de los corazones.
 ¿Qué les mueve? ¿Qué les da vida? ¿Cuáles son sus motivaciones?-se preguntó mientras le daba una calada, saboreando su esencia. 
A los sueños los mueve el corazón de la persona. Dentro de los corazones, en las profundidades de sus más recónditos océanos tiene lugar el nacimiento de un sueño. Es allí donde florece, marchita y en ocasiones muere. Acaricias sueños-expulsó el aire por sus fosas nasales cerrando los ojos y sintió placer.
Las ilusiones las alimenta el desear con fervor la realidad y el futuro de ese anhelo. Sin embargo es muy difícil determinar cuáles son sus motivaciones pues son infinitas e imposibles de abarcar en su plenitud. Imaginación.
Volvió a retomar su camino, y esta vez al levantar la mirada a las estrellas, escuchó en su interior una voz llena de colores que le decía...
–No desesperes, no te rindas, que vuestro "futuro no sea un sueño”- el aroma que había dejado en aquel lugar la envolvió por unos segundos y se convirtió en un hermoso recuerdo. Aplastó con su bota el cigarrillo, fortaleciéndose aquel sueño.

Caminó unos pasos, para después volver sobre ellos llena de coraje y decisión. Llamó a la puerta. 


Soy yo- dijo con el corazón en los labios. Y la puerta se abrió lentamente.

11/6/11

Crisis de junio

Tienen 17 años para 18. Se enfrentan quizás a una de las más importantes decisiones de su vida. Una elección que les marcará para el resto de su existencia, de su vivir. ¿Qué estudiar? ¿Qué carrera elegir? ¿Qué hacer?
Mil preguntas les acechan, e irrumpen su mente aprisionándolos en un tunel que amenaza con no tener final. Empiezan a cuestionarse primeramente quienes son,  para luego adentrase en reflexiones sobre su futuro: qué quieren ser, a dónde quieren llegar. Realizan listas con sus intereses y sus gustos, intentando ver la luz en la oscuridad de una elección que se torna adversa. Es demasiado pronto para saber y descubrir en las profundidades de su alma un propósito para su vida. Siempre acompañados y ayudados por sus familiares y amigos, no  se sienten muchos de ellos, preparados para dar este paso. Son conscientes de que un fallo, les puede abrir la puerta a una gran desesperación. Equivocarse… ¿quién no tiene miedo al error y a sus consecuencias? Todo el mundo sabe que estudiar una carrera que no  resulta apetecible, se vuelve una tortura incapaz de soportar.
Sin embargo, siempre hay una salida aunque parezca que no la hay. Reconocer que es posible tomar una decisión desacertada. (¿Te equivocaste? Bueno ¿y qué?)  Cambia de elección  y busca fortuna en otro lugar.

29/5/11

Manipulador de emociones

Susurros del tiempo Ester Del Pozo Merino café

Todas las mañanas antes de irse a trabajar, en el desayuno, se tomaba un café bien cargado mientras leía un libro de filosofía.
Sentado, se deleitaba en cada sorbo, sintiendo como el café le producía un efecto revigorizarte. Jamás se privaba de ese tiempo a solas. Disfrutaba del silencio y construía su identidad, en aquel momento de reflexión diario.
Se contaba así mismo, la mentira que quería y necesitaba creer, por cuanto la desesperanza le había llenado de fragilidad y sin sentido.

La filosofía y su café matinal, le convertían en un hombre emblemático, y le diferenciaban del resto de los mortales, siendo a la vez una marca de su propia singularidad. A las seis de la mañana se encontraba bebiendo su café,  empapándose de palabras llenas de gran profundidad, para una mente inquieta y ávida de conocimiento y sabiduría. Resultaba perturbador observarle, maniático a más no poder. No faltaba un día a su cita. Nunca se retrasó. A las seis menos cinco, se podía oler desde la distancia el café recién hecho de aquel peculiar vecino. Siempre abría la ventana unos minutos, para que la fragancia fría de la mañana inundara su cocina, y a su vez, para que el aroma del café despertará los recuerdos y los atrajera a su memoria y a la de sus madrugadores vecinos.
Curioso era, el efecto del café, a cada vecino le decía una cosa diferente. Citar entre otros... A la vecina del cuarto piso, una mujer regordeta, siempre llena de joyas y pintarrajeada con el objetivo de querer aparentar unos años menos…le recordaba las tardes con sus amigas en la cafetería Faborit.
Al vecino del primero, un hombre malvado que se las daba de guaperas, y que había renegado de todo lo bueno que tenía en sí mismo, hasta el extremo de parecer un moribundo, le recordaba las veces,  que tomando un café había destrozado, y hecho pedazos el corazón a alguna dama dejándola  en el suelo, mientras que con los ojos húmedos y la nariz moqueante, recogía los pedazos.
Los del sexto, una pareja que quería parecer antipática, consiguiendo crispar el ánimo al resto de los vecinos, les recordaba el instante justo en el cual decidieron embarcarse a ser uno en lugar de dos.
Y ese era el embrujo, la magia, que causaba en aquella comunidad de vecinos, el aroma de una taza de café. Manipulaba a su antojo las emociones de cada uno de ellos.

7/5/11

Olvidaste por un instante

Susurros del tiempo. Ester Del Pozo Merino
Despertaste de un sueño, en el que creíste vivir sin el ayer. Olvidaste por un instante el día en que te diste cuenta de que realmente no le amaste.Olvidaste por un instante el dolor y… fuiste feliz. Olvidaste por un instante sus ojos llenos de lágrimas, su mirada vacía y sin  sentido, preguntándote ¿Por qué lo has hecho? ¿Por qué iniciaste una relación con tu sí, si sabias en las profundidades de tu alma, que no tendría futuro? Olvidaste por un instante las amargas discusiones, su rencor y su naturaleza vengativa. Y volaste entre nubes de algodón surcando los cielos, y contemplando el azul del mar. Y tuviste paz. Olvidaste por un instante a ese chico que te causo noches enteras sin poder dormir, noches enteras buscando en tu interior una explicación, una razón que dejara de atormentarte, y diera un sentido al porque que demandaba tu alma y tu corazón. Buscabas su perdón, pero nunca llego… Lágrimas saldas esparcidas por tu almohada… porque únicamente pensabas en su roto corazón. Lo olvidaste y sentiste la liberación que te causó el romper las cadenas que te ataron a ese chico, volviendo a ser un alma en libertad.  “Te quiero amor”…-profundas palabras que se te clavaban como espadas.  Tu no podías sentir lo mismo. El esperaba anhelante, que tú le respondieses a su amor con tu amor, pero nunca sucedió. Consciente eres que son errores del destino, palabras en el viento, zarandeadas en el infinito, buscando ser reales en tu vida. Y ocurrió, cuando creíste que le amabas, el se fue y jamás volvió.

11/4/11

Tus dedos besaron mis lágrimas

Susurros del tiempo Ester Del Pozo Merino lágrimas

Ando entre la gente. Sus sombras me hechizan. Sombras oscuras, frágiles y sinceras. No tienen nombre o ¿quizás sí?  
Soy yo, un ser extraño que anda entre la nada y el todo.
Esencia, es mi yo. Mi corazón es el tuyo. Mi alma es libre. Sencilla rendición.
Escuchas el suspiro que anuncia el alba y con él la mañana encuentra reposo. Anhelan significado, dicen sus ojos. Y sus labios callan.
Cautivas tienes mis manos. Y llueve el cielo.
Tu música alegra y deleita los sentidos. Sana la herida.
La mentira que no encuentra la verdad, camina silenciosa en el fondo del océano. La mentira es su verdad. Pero no la nuestra. La gente nos mira, y algunos sonríen y otros lloran. No lo entienden…nuestra lucha no encuentra la paz, pero tampoco la derrota. Caminas, camino.
 Nuestros ojos, traspasaron su corazón y recorrieron lo más profundo de su alma…y lloraron. ¿Qué vieron nuestros ojos?
Abrazaste mi silencio. Y tus dedos besaron mis lágrimas. No hubo despedida.  
Nace la esperanza, se renueva la ilusión. Vuelve a sonreír el sueño y la risa resplandece en la noche.  

5/4/11

Grito tu nombre

Grito, grito tu nombre…
Es tu silencio el que me lleva a volar buscándote entre la gente, vislumbro fugaz tu rostro…y  se desvaneció.  Se fue, lentamente, se fue. Pausa en el tiempo. Dolor momentáneo. Nada.
Y pienso que quizás me he olvidado de que eres  tú con tu recuerdo lo que me anima a vivir. Posiblemente  me he olvidado de que es tu sonrisa, y  tu amor lo que me invita a reír, a soñar, a amar, a perdonar, a creer que es posible ser feliz. Quizás, ¿verdad?
Susurros del tiempo Ester Del Pozo Merino grito

Sólo es aquello, aquello que no olvido lo que me hará superar lo que soy, para volver a ser. Tú.
Pero es que tus ojos se escapan entre la multitud. Pero es que alargo mi mano, intentando inútilmente cogerte,  porque no quiero que te alejes de mí. Y  solo atrapo…aire.  ¿Por qué te deslizaste entre mis manos y te fuiste sin mirar atrás? 
Aire, aire…vuelve tu silencio a  mi pensamiento. Te estás alejando, más y más ¿o soy yo? Ya no recuerdo tu recuerdo. Y el olvido se está adueñando de mí ser. Dibujo mi memoria en  nubes de cartón  queriendo recomponer aquello que se fue. Coloreo dibujos en blanco y negro, para después derramar agua en ellos y contemplar sus colores mezclados y  atrapados en papel.   
Busco tu presencia en mi pensamiento… sé que estás ahí. ¿Me ves? ¿Me sientes? ¿Me oyes?
De repente siento frio. Mis manos están heladas. Y mi sonrisa triste.
-Creo saber dónde te encuentras…donde te escondes- digo ilusionada. Mis ojos destellaron en medio de la noche. Pero se apagó rápidamente su brillo. Y entonces, oscuridad.
 Pienso que yaces en el fondo de un baúl. Lo abro.  Solo hay telarañas, y un olor a podredumbre me hace cerrarlo de golpe.  No estás.
Grito, grito tu nombre. Y el eco me devuelve mi voz deformada en la lejanía. 
¡Vuelve!-suplico con dolor.
Quiero volver a vivir. Quiero volver a reír. Quiero volver a ser. Quiero volver a ser felíz. Quiero volver a creer que todo es posible si tienes fe.
Grito, grito tu nombre.

3/4/11

Flores. Más. Más. Y más

Las ilusiones perdidas y los sueños rotos, los corazones que esperan y la música del alma suenan hoy en la atmosfera de Madrid.
El cielo... está ensombrecido podría asemejarse quizás a las tormentas de la mente, aquellas que nos impiden dormir por la noche, que nos despiertan en mitad de un sueño y ya no nos dejan volver a dormir.
La atmosfera de Madrid con su ambiente se revela en los corazones que no están en paz, y que intentan vanamente, sin conseguirlo alcanzar la tranquilidad y la armonía. Los fantasmas de Madrid recorren las calles, se detienen en las tiendas, en las cafeterías, en los restaurantes, en los bares, en los pubs y buscan… pero no encuentran, no hallan. Y siguen buscando aquello que les de algo, algo…y ¿una chuche?. Sonrío.

Y es mejor que lo sepas, ¿verdad? Nadie quiere ser sin serlo. A nadie le gustan las mentiras ni los engaños.
 Todas las personas sienten y aman, sueñan y piensan, ríen y lloran, odian y perdonan. Buscan seguridad y quieren amar y ser amadas. Buscan identidad en algo o en alguien. Andan, caminan y corren por los senderos de la vida, se detienen a coger en el camino flores para que estas den fragancia y aroma a su vivir. Para que embellezcan y adornen su caminar. ¿Qué es lo que te mueve? , ¿Qué es lo que da sentido a tu vida?... ¿Tienes propósito? ¿Sabrías decirme cuál es? ¿Cuántas flores tienes hoy? ¿Ya se te han marchitado? ¿Cuánto te han durado?  No hace falta que mires así. Flores. Más. Más. Y más.

Susurros del tiempo Ester Del Pozo Merino Flores


 Y sé que estás buscando o empezarás hacerlo en cualquier momento. ¿Cuándo?
 Cuando tus ojos se despierten de su ensueño, cuando tu alma te pida agua y tu corazón amor, amor del verdadero.

26/3/11

1946


Y supo desde ese mismo momento, que lo haría. Ya no había vuelta atrás. Tenía que afrontar su decisión y asumir las consecuencias de sus actos. Empezó a tocar con suavidad las teclas del piano.
Se acercó a la ventana y  posó su mano en el cristal dejando su huella reflejada en él. Ella quería bailar. Siempre lo había querido desde que tenía seis añitos, su sueño había sido ese. Un sueño que con los años se había vuelto más fuerte, arraigando en su corazón. Pero por diversas circunstancias a lo largo de su vida…ese sueño no se había hecho realidad. Era un objetivo que se escondía entre tantos otros. Había perdido su aroma y su color.
Volvió a deslizar su mano, por las teclas del piano y esta vez, sonó una tenue melodía. Sintió como su corazón palpitaba con fuerza. Sus manos, aún recordaban las notas de aquella canción. La compuso, con su querido amigo Dave…bailaban…y ese tema les acompañaba en sus pasos.
Zapatos de tacón, falda vaporosa y sonrisas, ella. Camisa blanca, pantalones oscuros, zapatos livianos, mirada profunda y penetrante, él.

Susurros del tiempo Ester Del Pozo Merino Guerra Mundial amor

La concentración, la armonía y el ritmo, recorrían su ser. Sus cuerpos y sus rostros se adecuaban para que el mensaje que querían transmitir llegase  al público. No era un baile vacio y sin sentido. Tenía significado y una intención. Transmitían, expresaban y hablaban con sus cuerpos, cuerpos entrenados y musculosos, flexibles y coordinados.
Fin. No hubo más. Aquella época se había ido para no volver. Quizás retornase  en sueños, donde todo ocurre, donde todo es posible.
Dave, tuvo que irse de la Alemania nazi, antes de que le apresaran. El padre de Judith un importante dirigente nazi le había conseguido los papeles necesarios para que pudiera huir de aquel país transformado en odio y crueldad. Lo hizo por amor a su hija, era consciente de que entre ellos dos, había más que una amistad. Amor.
Y ahora que la guerra había terminado, iría a buscarle.  

22/3/11

No te detengas - Walt Whitman.

Susurros del tiempo Ester Del Pozo Merino sueños
No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...

Walt Whitman

21/3/11

querido diario:


Querido diario:

Tengo la costumbre de asomarme por la ventana y observar a las personas pasar. Es una afición que tengo desde que era pequeña. Me imagino historias…cuentos y  relatos. Las personas son diferentes, distintas y peculiares, y para todas ellas tengo su historia.
¿A cuántas personas las abran roto el corazón? ¿A cuántas personas se les fue su ilusión en primavera? ¿A cuántas personas  las despidieron  del trabajo? ¿A cuántas personas se les ha muerto un familiar? ¿A cuántas personas no se les queda más que unos meses de vida?... Lo más probable es que nunca lo sepa. Y no sé porque estoy llorando. Las lágrimas son mis amigas…siempre lo han sido.
Hay personas que caminan deprisa…¿Llegarán tarde al trabajo, al colegio o a la universidad? Si son  cómo yo, seguro que sí. Sonrío. Siempre llego tarde a todos los sitios.  
Lucas, es una de esas personas a las que suelo mirar desde mi ventana. Hoy…caminaba despacio, tambaleándose. No puede evitar que una sonrisa se coloreara en mi rostro. Tenía su ropa manchada de barro y a su vez, tenía adherida a su cabeza pequeños hierbajos con las raíces colgando de una manera un tanto extraña.  Su aspecto era muy cómico y divertido…y me pregunté;“¿qué habría estado haciendo?”
Es curioso, los viejecitos suelen andar despacio, compungidos, con su rostro arrugado y pensativo. Algunos caminan ayudados con un bastón, mientras que otros los más valientes son capaces de andar, ellos solos, sin ayuda de agentes extraños. Me conmueven.   
Las mamás…son únicas. Rodeadas por sus hijos caminan rumbo algún parque y en él pasan las horas. Sus niños, ríen y gastan bromas y otros lloran…porque quizás sus mamás no les consientan su capricho.
Las parejas, caminan con sus manos entrelazadas. Se regalan besitos y caricias escondidas. Viven en un sueño dulce, repleto de nueves de algodón de azúcar y  piruletas con forma de corazón.
¿Qué será de todas estas personas?... ¿A dónde irán? ¿Cuáles son sus objetivos y metas? ¿Son solo fantasmas con rostro borroso prisioneros por un pasado que no deja de  perseguirles?  ¿o quizás es  el  presente que les ahoga con sus manos frias?...Ellos viven, viven atrapados en el tiempo con la nada acechándoles en cada esquina.

19/3/11

Y es amor

Susurros del tiempo Ester Del Pozo Merino amor parejas

Ella te sentía cada vez más cerca. Más cerca. Su corazón latía junto al tuyo. Y miradas que solo hablaban de amor. Tus ojos negros no dejaban de mirarla como si pudieras atravesarla con sólo una mirada. Y la lanzaste a un mar de sensaciones.
-Te quiero- dijeron sus labios.
Se acercó un poquito más, y sientió como tu aliento acarició su piel. Y en un arrebato apasionado tus manos, la agarrarron con fuerza, la abrazaste como si tuvieras miedo de perderla.
 -¡No me sueltes! Te quiero- murmuró entre tus brazos.
Sus manos se enrredaron entre tus cabellos…y se sumergió en tu profundo beso.
-Te quiero- te dijó una vez más.
Y se quedaron abrazados, en silencio, sintiendo como su corazón latía al unísono.  
                                       
-Te quiero…más que nunca- te susurró al oído.

17/3/11

Efímera ilusión

Susurros del tiempo Ester Del Pozo Merino amor roto corazón

Y nos decimos adiós. Tú me estás mirando. Cierro los ojos, no quiero verte. Me estás haciendo mucho daño. Murmuras mi nombre. No te oigo. Estoy demasiado lejos para oírte. Vuelves a murmurar mi nombre y está vez abro los ojos y te miro pero no te veo. Las lágrimas ciegan mi mirada…Intentas acariciarme, y yo me aparto de ti.
¿Porqué tu amor tuvo un fin?,  ¿Por qué se terminó?... ¿Me decías que me ambas? ¡Me lo decías!. Sollozo. Siento que ya no puedo resistir más tu presencia. Quiero irme. Pero tú me lo impides. Me coges la cara con las manos y me obligas a mirarte. Intentas explicarme algo, que no puedo entender. Y cansado y rendido, finalmente me dejas ir…
Miro atrás y te veo con las manos en los bolsillos. Estás llorando.

Y ahora después de tanto tiempo, me pregunté, ¿qué si lo que yo sentí por tí fue amor o una efímera ilusión?



El amor verdadero no se acaba porque no tiene un fin.

26/2/11

te quiero elena

Lágrimas…entremezcladas con sonrisas. Sus ojos reflejaban dolor e indignación. De su corazón escapó un sollozo. Sus labios temblaron incapaces de seguir fingiendo ante él.
Ella no podía continuar con la farsa. No podía negar sus sentimientos. Su corazón le amaba. Y lo sabía, desde hacía años. Noche tras noche, dormía pensando en él. Pero su vida, estaba atada a su trabajo. Acabó en brazos de otro hombre y fue olvidando lentamente aquellos ojos negros, su sonrisa cautivadora, y su risa. Eran ecos del pasado.
No podía entender como, ahora después de tanto tiempo, el destino le había traído de vuelta aquel hombre, enterrado en el ayer. El era un recuerdo, que creía olvidado. Pero realmente, no había sido capaz de superarlo, estaba ahí, latente, esperando su momento.
-Elena…-dijo Alex, emocionado al verla. Su mirada recorrió su cuerpo, y admiro su belleza y juventud. Se detuvo, y contemplo hechizado el brillo de sus ojos y su sonrisa. Su corazón le dio un vuelco. Amaba a esa mujer.
-Alex, ¿qué tal estás?... ¿sigues trabajando para el bufete de Gómez- Acebo y Pombo?-pregunto un tanto nerviosa.
-Sí-afirmo, incrédulo. No lograba entender, cómo podía ser tan fría.- Estoy trabajando en Gómez-Acebo y Pombo.
-Me tengo que ir, Alex. Tengo que continuar preparando mi caso. Además, tengo cita con mi cliente a las cinco de la tarde. Mi vida es así. Una espiral, cada vez más profunda y absorbente. Me alegro de verte-explicó. Su mente susurro un cálido te quiero.
-Elena, me gustaría hablar más detenidamente contigo. Tengo muchas cosas que contarte. Déjame invitarte a comer, son casi las tres y tienes tiempo hasta las cinco. Por favor.-rogó, mirándola fijamente a los ojos. 
-Mira, Alex…no puedo.-mintió, como abogada que era. Así se lo habían enseñado. La mentira como vía de escape.
Dos abogados que se amaban. Dos vidas, llenas de rencor y orgullo. Él, la quería y estaba dispuesto a cualquier cosa, con tal de estar con ella, y construir una vida a su lado. Pero ella, llena de prejuicios evitaba cualquier contacto, con su pasado. Le había tirado al mar atado a una roca con el fin de que se hundiera, por siempre jamás. Elena se justificaba pensando “somos imposibles”. Alex era un hombre con unos valores y principios fijos. Era un buen hombre. Y ella era mentira y corrupción.
Y se alejó, caminado con paso firme perdiéndose en la lejanía…y mientras ella se alejaba Alex murmuró,”te quiero, Elena”

19/2/11

Muere lentamente




Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.
Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.
Muere lentamente
quien no gira el volante cuando esta infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos...
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!
                       Pablo Neruda
                                    
                                   

13/2/11

Una reflexión sobre la autoestima

La autoestima, es definida por los expertos como el sentimiento de aceptación, y aprecio hacia uno mismo.
La mayoría de las personas, buscan la autoestima, el respeto y la confianza fuera de sí mismas, es decir, su autoestima se fundamenta, y encuentra su sustento y fuerza, en la opinión que otras personas tienen de ellos, (amigos, pareja…) o en logros personales, como por ejemplo, notas altas, carrera exitosa, ascenso en el trabajo, sumado a un aumento de sueldo, en la belleza exterior, (cuerpo delgado, facciones delicadas y hermosas), en la ropa y un largo etcétera.
Tu fortaleza y tu valor no se puede basar en cosas tan frágiles, tan inconstantes, tan efímeras, como estas, porque si es así, estarías abocado al fracaso, a la desdicha, a la inseguridad, a la falta de credibilidad en ti mismo, a una inhibición social y es casi seguro de que jamás encontrarás la fuerza necesaria para conseguir tus metas personales.
¿Qué pasaría si tu pareja te deja? ha decidido que no quiere continuar con vuestra relación.
¿Qué pasaría si la persona que tu gusta, no siente lo mismo por ti?
¿Qué pasaría si sacas un 4,5 en un examen?...
Te  han despedido del trabajo, han ascendido a tu compañero y a ti no.
Has engorado 2 kilos.
No eres una persona guapa.
Te ha salido acné  o quizás tu ropa no es linda.
Tus amigos piensan cosas erróneas sobre ti.
No eres tan inteligente como tú pensabas.
No caes bien.
Si todo esto te sucede, ¿ya no te sientes preparado para afrontar los desafíos de la vida?, ¿ya no te sientes una persona querida?, entonces ¿te hundes?...si, ¿verdad?
Poco a poco te vas adentrando en una espiral cada más profunda y absorbente… estás triste, sientes que ya no vales,  que eres una persona fea, y que no eres importante para nadie. La persona que te hacía sentir especial y amada, ya no está para que te lo recuerde. (Directo a la ruina vas, si piensas de este modo)
Tu autoestima, se encuentra en un terreno equivocado. Localiza y halla su verdadero lugar.

13/1/11

decisiones


La vida son decisiones que tomamos haciendo uso de nuestra libertad, de la cual somos o intentamos ser dueños. Muchas veces no somos conscientes de lo que decidimos, pero eso no nos hace menos responsables, no nos exime ni nos justifica.
 A veces la ignorancia nubla nuestra visión de la realidad, otras es el temor que toda persona percibe, siente, huele al darse cuenta que la decisión que tome implicara en algo, sea importante sea menos a su vida, muchas veces es el miedo a lo desconocido, que esto no le quita su sabor a emoción. El dolor ante el error, ante el fallo, ante la equivocación podría ser lo que nos eche atrás. ¿Sabemos ver lo que está en juego?,¿ lo trascendental que podría ser la  situación?,  Es por ello, queridos lectores, cuando el pensar, el reflexionar, el analizar, el sopesar etc  se hace tan significativo, tan primordial, tan elemental. Es, solamente, tomar la decisión que creemos  la más correcta.