5/4/11

Grito tu nombre

Grito, grito tu nombre…
Es tu silencio el que me lleva a volar buscándote entre la gente, vislumbro fugaz tu rostro…y  se desvaneció.  Se fue, lentamente, se fue. Pausa en el tiempo. Dolor momentáneo. Nada.
Y pienso que quizás me he olvidado de que eres  tú con tu recuerdo lo que me anima a vivir. Posiblemente  me he olvidado de que es tu sonrisa, y  tu amor lo que me invita a reír, a soñar, a amar, a perdonar, a creer que es posible ser feliz. Quizás, ¿verdad?
Susurros del tiempo Ester Del Pozo Merino grito

Sólo es aquello, aquello que no olvido lo que me hará superar lo que soy, para volver a ser. Tú.
Pero es que tus ojos se escapan entre la multitud. Pero es que alargo mi mano, intentando inútilmente cogerte,  porque no quiero que te alejes de mí. Y  solo atrapo…aire.  ¿Por qué te deslizaste entre mis manos y te fuiste sin mirar atrás? 
Aire, aire…vuelve tu silencio a  mi pensamiento. Te estás alejando, más y más ¿o soy yo? Ya no recuerdo tu recuerdo. Y el olvido se está adueñando de mí ser. Dibujo mi memoria en  nubes de cartón  queriendo recomponer aquello que se fue. Coloreo dibujos en blanco y negro, para después derramar agua en ellos y contemplar sus colores mezclados y  atrapados en papel.   
Busco tu presencia en mi pensamiento… sé que estás ahí. ¿Me ves? ¿Me sientes? ¿Me oyes?
De repente siento frio. Mis manos están heladas. Y mi sonrisa triste.
-Creo saber dónde te encuentras…donde te escondes- digo ilusionada. Mis ojos destellaron en medio de la noche. Pero se apagó rápidamente su brillo. Y entonces, oscuridad.
 Pienso que yaces en el fondo de un baúl. Lo abro.  Solo hay telarañas, y un olor a podredumbre me hace cerrarlo de golpe.  No estás.
Grito, grito tu nombre. Y el eco me devuelve mi voz deformada en la lejanía. 
¡Vuelve!-suplico con dolor.
Quiero volver a vivir. Quiero volver a reír. Quiero volver a ser. Quiero volver a ser felíz. Quiero volver a creer que todo es posible si tienes fe.
Grito, grito tu nombre.

8 comentarios:

Vanessa dijo...

Ojalá no hiciera falta gritar tanto para que apareciera por fin.
Besoss!!

Anónimo dijo...

Ester que lindo escribes.
A veces lo que tanto buscas esta tan cerca que cuesta verlo; un saludo desde Perú, constantemente visito tu blog.

Berto dijo...

Y cuando te olvides de gritar, quizás un día aparezca, y aunque parezca que es tarde ya estareis unidos para la eternidad.
Me gusta mucho.

Fran :3 dijo...

Si, hay que aprender a dejar las cosas atras para poder vivir el presente :) Gracias por pasar, un besito ! ^^

Noctiluca dijo...

Una entrada con mucho sentimiento, preciosa.
Ester seguro que vuelves a sonreír, a ser feliz, todo pasa, sólo es cuestión de tiempo.
Ojalá tuviéramos una varita mágica que hiciera que las cosas se olvidaran y no dolieran, pero de momento no se ha inventado.

Un fuerte abrazo.

Alice...]* dijo...

Me ha encantado el test...

Una vez escuche que cuando cierras los ojos y gritas un nombre, si realmente tienees fe, cuando los abras esa persona estara a tu lado...

Vale la pena intentarlo ;)

un beso

alicia*

Alicia Alina dijo...

Muy lindo blog, te leo de cerquita.
una invitación al mío: globosagua.blogspot.com

Oski dijo...

A veces hay personas que salen de tu vida o que ni siquiera llegan a entrar. Personas que ocupan tu mente y que todo lo relacionado con ellas duele como un punzón clavándose en la carne.

A mi me ha pasado. Creí que no podría seguir, que mi vida terminaba ahí. Nada más lejos de la realidad. Al final descubres que solo hay una persona que pasará contigo el resto de tu vida y esa persona eres tú mismo. A veces hay que quererse más en vez de echar tanto de menos. La fuerza siempre está en uno mismo.

Pero eso no quita el dolor ni las lágrimas de las despedidas.

Un abrazo.