7/5/11

Olvidaste por un instante

Susurros del tiempo. Ester Del Pozo Merino
Despertaste de un sueño, en el que creíste vivir sin el ayer. Olvidaste por un instante el día en que te diste cuenta de que realmente no le amaste.Olvidaste por un instante el dolor y… fuiste feliz. Olvidaste por un instante sus ojos llenos de lágrimas, su mirada vacía y sin  sentido, preguntándote ¿Por qué lo has hecho? ¿Por qué iniciaste una relación con tu sí, si sabias en las profundidades de tu alma, que no tendría futuro? Olvidaste por un instante las amargas discusiones, su rencor y su naturaleza vengativa. Y volaste entre nubes de algodón surcando los cielos, y contemplando el azul del mar. Y tuviste paz. Olvidaste por un instante a ese chico que te causo noches enteras sin poder dormir, noches enteras buscando en tu interior una explicación, una razón que dejara de atormentarte, y diera un sentido al porque que demandaba tu alma y tu corazón. Buscabas su perdón, pero nunca llego… Lágrimas saldas esparcidas por tu almohada… porque únicamente pensabas en su roto corazón. Lo olvidaste y sentiste la liberación que te causó el romper las cadenas que te ataron a ese chico, volviendo a ser un alma en libertad.  “Te quiero amor”…-profundas palabras que se te clavaban como espadas.  Tu no podías sentir lo mismo. El esperaba anhelante, que tú le respondieses a su amor con tu amor, pero nunca sucedió. Consciente eres que son errores del destino, palabras en el viento, zarandeadas en el infinito, buscando ser reales en tu vida. Y ocurrió, cuando creíste que le amabas, el se fue y jamás volvió.

7 comentarios:

Mi pequeña fantasía dijo...

Confiar en alguien al cual no conoces lo suficientes es como jugar a la loteria, puede k te salga bien o puede k te destroze aiis -.-
Buena entrada y me alegro de haberte visto por mi blog!
Muchos besotes y cuidate mucho (>.<)

Vanessa dijo...

Qué razón tienes Ester! Para q dure la relación tiene q haber una buena base, la base la elige cada uno, no es la misma para todos, pues no todos necesitamos lo mismo en la vida.
Es un buen consejo para aquellas personas q empiezan una relación sólo por estar con alguien, no se puede jugar con el amor..
Besoss!!

Dayan Schlömith dijo...

Oh, si me sos de mucha ayuda, me das energía para pensar :)
No se si a veces exagero las cosas o que, pero escribí lo que sentía como leíste.
Bueno tu entrada también da para pensar, es muy buena porque da una lección, al leerla me doy cuenta que obviamente hay que tener una base para empezar bien la relación.Sino todo en menos de 1 mes, se iría por la borda , a veces se gana y otras se pierde :/
Bueno Querida Ester , te dejo un saludo enorme y un beso, que estés bien ya te sigo desde ayer :D

Melaniie dijo...

Wow k liinda manera de pensar! :D
Te Sigo!
Devuelves?
http://nuncaestardeparaodiar.blogspot.com/

siksika dijo...

Buenisima entrada Ester y buenisimo el consejo..no se empieza la casa por el tejado,si no por los cimientos..si no no permanecerá nunca en pié..Saludos.

carmeloti dijo...

Fui tan destructiva que no me permití decirle que cada día era más importante, por miedo a perderle, cuando me dijo vete, fue cuán importante es decirlo en el momento oportuno, pase lo que pase, jamás puedes guardarte nada, porque quízás se quede por siempre tatuado en tu corazón y no puedas sacarlo, para que entre aire fresco...

Oski dijo...

El amor a veces llega durante la marcha, no siempre está cuando se empieza algo.

El problema llega cuando se pasa mucho tiempo con alguien y sabes a ciencia cierta que no va a funcionar porque tú no sientes nada...no hay llama, ni chispa, ni química...En ese momento hay que romper, por doloroso que sea.

Una pareja debe ser madura en todos los sentidos y aceptar que las cosas empiezan y acaban. No se puede forzar a nadie a amar, esas cosas surgen, a veces no hay razones ni explicación posible.

No hay que arrepentirse por haberlo intentado, si no funcionó, mala suerte, de todo se aprende, ya llegará alguien que si consiga llenar todos los rincones :-)

Con el tiempo se ven las cosas más claras y a veces descubres que todo lo que creías no era realmente lo que había. El amor tiene la curiosa costumbre de volvernos locos y ciegos...