11/12/11

Eliana

Aquel muchacho descansaba  recostado en su cama en una habitación en penumbra.
Había estado escribiendo horas antes una poesía a su amada.
Escucho el silencio de la noche mientras se arropaba con mantas roídas por los ratones y agujereadas por las polillas. De repente oyó ruidos extraños en el suelo de madera de pino. Encendió la vela.
Una sensación de asco le inundo por completo.
-¡Ratas! …-dijo entre dientes. Cogió su bota y se dispuso a asustarlas, cuando sintió alguien más a su lado.
-Robert, ¿qué haces?-dijo una joven de una belleza deslumbrante. Cabellos negros, caían por sus hombros, blancos como la nieve. Sus labios rojos entreabiertos, sonreían levemente, y su mirada azul como el mar le penetraba con profundidad el alma  que escondían  sus ojos.
Su cuerpo se insinuaba oculto entre su vestido de lino fino y se acercó a él.
Empezó a temblar.
-¿Quién eres? –logro murmurar y al instante se olvidó de las cucarachas.
-Robert… ¿no me reconoces?
-No, no sé quién eres…-dijo sin poder apartar la mirada de ella, se sentía atraído y confuso. Que bella es, pensaba mientras su cuerpo comenzaba a tener frio. Más frio. 
-Soy Eliana, me conociste hace mucho tiempo... Soy aquella chica que jugaba contigo a construir barquitos de papel,  y a pintar corazones en la arena de la playa. Te ayudaba a montar a caballo, y te defendía de los niños del hijo del tabernero.
La misma que inventaba historias sobre hadas y duendes que vivían en bosques encantados, sobre piratas y tesoros perdidos en islas en mitad del océano.
Soy aquella chica que te enseñó el valor de la humildad, y el peligro del orgullo…
¿Ahora me recuerdas?-preguntó mientras cogía su capa roja  y se tapaba. Miró como las velas se consumían lentamente.

-Sí…eres aquella chica que también me ensañó a soñar y a volar entre cuentos  y libros… ¿Sabes? Contigo aprendí a escuchar al corazón, a sentir el alma de la naturaleza y a apreciar la delicadeza de una flor. Eres la rosa que creía perdida.
Eliana se movía mientras hablaba, como si bailara entre nubes de algodón de azúcar, ligera y vaporosa. Se detuvo delante de la mesa y cogió la carta que estaba encima.
-No la cojas, ni se te ocurra leerla-ordeno Robert con la cara roja y el ceño fruncido.
Eliana le miró y adivinó lo que escondía su corazón.

¿Amor?

20 comentarios:

Cristina dijo...

Bellísimo relato!
Un delicia de blog, te dejo un abrazo.

LeoPresumida dijo...

OOOOOOOH
Preciosooo el relatoo!
La última frase me ha encantado :D

Besitoos desde: http://yanadasercomoantes.blogspot.com/

Juan Ojeda dijo...

Un relato dulce y esperanzador; desde algún lugar y hacia todos los lugares aquellas personas que nos han ayudado a descubrir el amor, el ensueño y la libertad de construirse y reconstruirse con caricias tanto en la piel como en el alma... Desde algún lugar siempre nos acompañan.

Celebro el milagro que nombró al joven Robert, un fuerte abrazo y la elección de la música fue acertadísima... ese piano significó una brisa estremecedora luego de un cuento tan cálido.

Carmeen dijo...

madre mía... Pero qué preciosidad de relato! Me ha dado una sensación de temor... He pensado que pasaría como en las leyendas de Bécquer xd Nosé... Cosas mías ajjaaja Bueno, que me ha encantaado de verdad. Que preciosidad... Buf.. me encantaría escribir como tú. Pero sé que es imposible..

besiitos preciosa!

✿MIUÍKA✿ dijo...

Olá amiga,muito obrigada pela visitinha ao meu blog,gostei muito dos teus textos,cheios de romantismo e eu sou uma romântica apesar da minha idade,segue em frente e parabéns.
Um Feliz Natal e um Ano Novo cheio de coisas boas.
Um beijinho.
Miuíka

Maria O.D. dijo...

¡Hola!

¡lindisimo relato! ¡encantador! ¡es romanticismo puro! :)

Uaira Pogüi (Miri) dijo...

Hola Esteer, gracias por pasarte por mi blog, y te agradecería que te volvieras a pasar, a ver si la sorpresa que hay por alli te agrada =)
Muchos besos linda =)
Que tengas un buen día.

(N)evermore dijo...

"Aquella chica que jugaba contigo a construir barquitos de papel, y a pintar corazones en la arena de la playa" una belleza,nada más que añadir :3

PD: ¡Gracias por el comentario en mi blog!
<3

Imaginativa dijo...

Vaya...me he quedado sin palabras. Eliana me ha contagiado el frío...

Me gustó.

Un saludo!

PaulaMoustache♥ dijo...

Dios, me encanta como escribes. *.* Este relato es súper maravilloso y la canción que hay en el enlace es muy bonita. :D
Un beso muy grande! :)

Te quiero entre nubes de algodon dijo...

Hola!! te ablo para decirte que e vueltoo!!! me va a costar ponerme al dia de tus historias pero poco a poco lo hare!! ya e publicado el cap 11 y 12 ! espero ke puedas tener un huequitoo para poder entrar por mi mundoo! http://tequieroentrealgodones.blogspot.com/ besitos enormes!!

Patética e invisible dijo...

Wooooooow! hermoso relato *-* Enserio me encanto, lo he leído varias veces jaja, me gusto mucho :)

Te quiero entre nubes de algodon dijo...

ya e subido el cap 12 ... EL FINAL SE ACERCA!
esperoque te gustee!

Suh ♥ dijo...

ame el relato :) espero lo continues.. es muy bello! es un placer leerte y tambien paso por aqui para informarte que mi nuevo blog ya esta abierto al publico luego de solucionar unos problemitas :) espero te pases por el, es desde otra cuenta.. hallaras el link en mi nuevo post! besos linda..

carmeloti dijo...

Siempre hay alguien que nos enseña a soñar, a construir sueños, amar a Benedetti, a saber que uno+uno, son dos con un mismo corazón.

Y que la vida y la realidad es la única fabrica de posibilidades y creaciones...

Benditas sean las Elianas en nuestras vidas.

estrellita13 dijo...

HOLA GIRL!!!!
no creas que me e olvidado de ti pero no me habia podido pasar!!! y bueno ahora que me paso, no e podido leer todas las entradas,pero las voy a leer. en un tiempesito, solo te comento para que no creas que me e olvidado!!!
saludos!n_n

estrellita13 dijo...

premio en mi blog!

Tonetxo dijo...

Precioso relato. Dulce en extremo, viajando entre susurros difuminados por una Eliana etérea y un alumno con la suerte de volver a sentirla junto a él. ¡Soñar es tan fantástico! Y meter el corazón entre las sábanas del sueño, eso, es insuperable.
Beso mágico.

Mica dijo...

HERMOSA HISTORIA!
TE INVITO A PASAR POR MI BLOG! http://algoquizas.blogspot.com/ BESOS!

Oski dijo...

¿Y por qué siempre tratamos de ocultar el amor? Es la mejor sensación que existe. Estar enamorado te da más alas que el rebdull.

Me gustó el relato, me gustó esa parte entre onírica, mágica y casi fantasmagórica...me hizo recordar momentos, situaciones...amores olvidados.