14/7/12

Donde habitan los sueños...



Matilde balanceaba sus largas pestañas, cerraba los ojos y accedía con su imaginación al lugar donde habitan los sueños.  

Susurros del tiempo Ester Del Pozo Merino sueños

Matilde cuando se sentía que nadie la quería, triste o sola apagaba la luz de la luna o escondía el sol tras la cortina y empezaba a volar como si fuera un pájaro al lugar donde viven los sueños. Era un recorrido sencillo, tan solo necesitaba seguir los cascabeles que titilaban en la noche como si fueran estrellas fugaces, deslizarse por los colores del arcoíris  y cruzar las nubes de algodón de azúcar que se acumulaban en el  azul del cielo. La melodía de felicidad que recorría su espina dorsal al llegar de nuevo, después de haber experimentado en su piel el desprecio, las miradas altivas y los corazones orgullosos tenía un sabor dulce, era similar al de las galletas salpicadas con trocitos de chocolate. La luz que inundaba sus pupilas era como los rayos del sol que se reflejaban en el lago Léman los domingos por la mañana. Y con esa sensación de quien llora de alegría por primera vez Matilde recuperaba su sonrisa, su energía y vitalidad. Fotografiaba cada momento vivido en su memoria para  que cuando volviera a la realidad pudiera sentir al menos por un instante la electricidad y el magnetismo que desprendía el lugar donde moran los sueños.

12 comentarios:

Orne dijo...

Que hermoso relato!

Vinyet dijo...

Gracias x pasarte x mi blog!
El tuyo me encanta, ya te sigo! El relato precioso :)
Me veras x aki, espero verte x mi blog
besos!

sabores compartidos dijo...

Un precioso relato que nos acerca al pais de los sueños que cada uno llevamos dentro.
Te devuelvo la visita en nuestro blog y nos quedamos por aqui, espero verte por nuestra casa de nuevo.
un besote

mientrasleo dijo...

Un relato precioso digno del mejor país de las maravillas que tenemos con nosotros.
Besos

Jess dijo...

¿Sentirse Matilde es malo?

Carmeen dijo...

ESTER! Que precioso texto!! Me ha encantado, de verdad :3 Ya me gustaría a mi escribir asi de bien, si pareces una profesional y todo! Y por cierto, me he llevado una sorpresa cuando he leido Matilde. Jjajajaja! tengo una amiga que se llama asi, y es un caso jajaja:) Y bueno, que te deseo unas felices vacaciones y que bueno, qe aqui estoy :)

besos mil preciosa! <3

Vale dijo...

me encanta el relato...grandioso!!
besos :D

Oski dijo...

Tener "imaginación", "sueños" o simplemente "creatividad" sirve a veces para huir de una realidad que puede no gustarnos.

Allí no pisa las flores quién no queremos que lo haga. Todos somos Matilde alguna vez y todos necesitamos escapar a veces pero si vamos mucho tiempo y muchas veces al lugar de los sueños y dejamos de vivir la realidad perderemos el norte, a veces hay que enfrentarse a las lágrimas también.

¡Un besazo Matilde! ¡Digo Esteer!

Cristina dijo...

Hola mi querida Esteer, siempre maravillan la magia de tus relatos.
Perdona la ausencia, he estado un poco lejos de mi blog por motivos personales.
Te dejo un fuerte abrazo, bonito jueves!

Mayley_Lizzi dijo...

Una ves más me sorprendes, es realmente un placer pasar por aquí.

Hasta otra maravillosa entrada :)

reina.momo dijo...

Un gran relato, me encanta tu forma de expresarte :)

Naina dijo...

Hermoso hermoso *-*
te sigo, te espero por mi blog..
Besitos ^^