13/12/12

Monstruos debajo de la cama

Pedrito, era un niño de 6 años y medio. Tenía la nariz respingona, la tez llena de pecas y ojos color caramelo. Pedrito tenía miedo a los monstruos que vivían debajo de la cama, al hombre del saco, a Papa Noel y al capitán Garfio. Dormía siempre con su pijama de Mickey Mouse, y abrazado a su osito Teddy. Después de que su mamá, le diera un beso de buenas noches, se acurrucaba en su cama, se tapaba con las mantas y cerraba los ojos muy fuerte hasta que se quedaba dormido.

Cuando el sol asomaba la nariz por las mañanas, Pedrito se levantaba, se ponía su bufanda color escarlata y salía a la calle a jugar. A veces, era un aviador que surcaba los cielos, atravesando las nubes con su avioneta de colores, otras era un astronauta que exploraba la Vía Láctea o un vaquero en el lejano Oeste.

Pedrito volaba entre las nubes que sabían a chocolate con almendras, con su sombrero de vaquero, y su avioneta de colores. Cuando se cansaba de ser aviador, se convertía en astronauta con una misión, recoger polvo de estrellas. Su mente creativa convertía la fantasía en realidad.

Pedrito transformaba, los palos en espadas, las calles en desiertos llenos de arena ardiente, las piedras en monedas de oro, los árboles en planetas, las personas en nubes de algodón de azúcar y los arbustos en gigantes.

A las cinco de la tarde, Pedrito con su bocadillo de Tulipán y miel se reunía con sus amigos de la escuela, y juntos jugaban a indios y a vaqueros. Las calles escondían los sueños de aquellos niños, testigos de sus risas y bromas.

Al atardecer, Pedrito volvía a su casa, con las mejillas sonrosadas, y los ojos brillantes arrastrando tras él la bufanda escarlata de su abuela. Le contaba a su mamá todos los viajes que había hecho durante el día y le narraba las mejores anécdotas, llenando cada espacio de su casa con su melodiosa voz de niño.

Pedrito era capaz de crear vida con tan solo jugar a imaginar.


Susurros del tiempo Ester Del Pozo Merino
(Pedrito con 5 años y su osito Teddy)
                                             

8 comentarios:

Cristina dijo...

Mi querida Eseer, gracias por los buenos deseos, yo también quiero dejarte un fuerte abrazo a la distancia y desearte lo mejor para vos y los tuyos en el próximo que año que se avecina.
Que tu talento e imaginación nunca descansen y puedas seguir obsequiando a nosotros tu seguidores tan bella lectura!
Te dejo el enlace de un presente para estas fiestas que hice para ustedes,las personas que me han acompañado en mi sitio.

http://perfumederosasregalosamigos.blogspot.com/2012/12/felices-fiestas.html

Sonia :) dijo...

Es que me ha encantadooooo:)
A veces pienso lo feliz que era yo con 5 años y ojala pudieramos recuperarlos de vez en cuando jajaja!
Un besazoooooo!

Anónimo dijo...

Asi era yo hace 17 años, que bellos recuerdos; hermosa lectura pero hubiera preferido que el capitan se llame Garfio y no Garcio

Kenya G.A dijo...

siempre me dejas con ganas de leer mas fklremfklermfg

Las grietas de tus labios. dijo...

Precioso relato , como me gustaria volver a la infancia , en la que todo se arregla con el poder de nuestra imaginacion ;)
pasate

http://lasgrietasdetuslabios.blogspot.com

El ángel de Gaia dijo...

Querida Ester:

Este relato ha sido digno de ser leído por tantos hombres que han dejado atrás todo aquello que era bueno para sus almas cuando compartían los juegos de esos tiempos pasados. Este relato tiene una fuerza inusitada basada en la inocencia de los niños. ojalá hubiera mas pedritos en el mundo que crecieran con esa esencia inmutable. Tendríamos grandes políticos, soldado y economistas. Y ni mencionar a escritores porque eso ya sería ese cambio de conciencia tan predicado y que supuestamente se dará dentro de menos de 24 horas.

Atte: un lobo solitario.

Bahh para Buhh dijo...

Hola! pues, hacia mucho que no me pasaba por aquí, ni por ningún otro blog, me alegra haberme hecho tiempo, porque es encantador leerte, me encantan tus relatos, y me los he imaginado en un libro, uno detrás de otro, develando pequeñas maravillosas historias =), tu no?
Hermoso Pedrito, un niño con su inosencia, su ilución y su imaginación es lo mejor que puede existir, es algo muy bello.
Yo tengo diez años más que él, y si bien no lo hago de la misma forma, puedo decir que sigo soñando, inventando despierta, aunque debería, tal vez, compartirlo con los demás, en vez de guardarme ciertos sueños, no?
En fin, un beso grande, y un gustazo pasarme por acá =).

Cristina dijo...

Te deseo lo mejor para vos y los tuyos en este 2013!
Que estas fiestas sean motivo de muchas felicidades, junto a nuestros seres más queridos, compartiendo con ellos un momento de esos que quedan grabados para siempre, repleto de alegría, risas, anécdotas, abrazos y deseos de felicidad.
(⁀‵⁀,) ✫✫✫
.`⋎´✫✫¸.•°*”˜˜”*°•.✫
✫¸.•°*”˜˜”*°•.✫✫
.•°*”˜˜”*°•.✫✫✫ FELICES FIESTAS!
Cristina.