6/9/13

los delirios de un corazón enamorado

Susurros del tiempo. Ester Del Pozo Merino
A las cuatro y media de la mañana se despertó sobresaltada, y descubrió que estaba abrazando al mando a distancia. Se sintió triste y tardo unos segundos en identificar la causa. Edgar había salido con  Erika. Quizás en estos instantes estaban juntos bailando en medio de la discoteca a punto de darse un beso. Edgar. Erika. Juntos. Tendida boca arriba miró con nerviosismo el techo. De repente sintió el dolor de su primer desencanto amoroso y recordó que no necesitaba  un hombre que diera sentido a su vida.

Con su primer desamor descubrió que los hombres fingen estar locos por ti y en cuanto descubren que te han  sorbido el seso, te dejan.

-¿Para qué quiero un hombre? Si tengo helado y un millón de películas que ver cada noche.-

Odiaba a Edgar por haberla herido. Se había permitido el lujo de verse a través de sus ojos y apreciar la vista. Ahora que él había retirado su admiración  y la había enfocado en otra, se sintió vacía.

-Está claro que le gustan delgadas y rubias. Los hombres son como niños; nunca se sienten satisfechos con lo que tienen. Quizás no debí despreciarlo cuando me cortejaba con tanta insistencia. Pero pensé que sus sentimientos hacía  mí eran más grandes que su amor propio. Estaba equivocada. He tenido suerte de escapar de sus garras-


Su casa reluciente y ordenada de repente la encontró fría y demasiado limpia. Su frigorífico como de costumbre estaba vacío. Nunca tenía comida en casa. Rebuscó por el armario y encontró una lata de leche condesada y un paquete de té verde. Puso a hervir agua cerrando despacio la puerta de la cocina. 

9 comentarios:

Miss.Navegante dijo...

Mmmm sí que hay veces que pensamos eso, con mucha frecuencia. Y hay veces que pasa...

Windflower dijo...

¡Hola!
Me ha gustado mucho la entrada, a pesar del sentimiento de tristeza que deja. Describes muy bien ese sentimiento de melancolía que se queda en nosotras cuando un tío nos abandona, lo estúpidas que nos sentimos por habernos hecho falsas ilusiones. Después nos engañamos pensando que ya no nos importa, pero en realidad la mayoría de las veces nos mentimos a nosotras mismas. Me encanta cómo escribes, tus palabras emocionan. Además, he de decirte que el diseño del blog es precioso y las frases de los laterales me han parecido motivantes y hermosas, sobre todo la de Rubén Darío sobre los libros. Te felicito, de verdad.
Si quieres echarle un vistazo, este es mi rinconcito: laladronadepalabras7.blogspot.com. No es necesario que te pases, si no te apetece.

Besos ^^

Cristina dijo...

Hola Esteer, siempre es un gusto pasar por tus letras... hay un razonamiento que no es una lógica pero es bastante acertado, los hombres hacen mucho por lo que desean y cuando te quieres dar cuenta ya se aburren.
Muy inteligentes tus letras, te dejo un abrazo gigante, gracias por pasar y dejar tu huella siempre!

Anaid Sobel dijo...

Es natural desencantarse con el amor viendo lo que a menudo trae consigo...
Esperemos que nuestra protagonista sea capaz de volver a latir por alguien



Besos grises

Ceci García Moyano dijo...

El primer desamor es muy fuerte. y sí, supongo que la mayoría de los hombres son así, pero realmente creo que hay uno esperando que vale la pena (o al menos, quiero creerlo).
Muy buena entrada!
Nos leemos :)
Un abrazo

Princesa solitaria dijo...

Desde que me empecé a dedicarme a mi blog, comencé a seguirte y no me arrepiento.
Tienes una nominación en mi blog. Pásate cuando puedas o quieras.
Un saludo :)

TheWickedNightmare dijo...

Ese nombre tan imposible de olvidar!

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia

Ana11 dijo...

me ha gustado mucho tu blog, un beso :)