6/4/14

La niña del bar de la calle 13

Susurros del tiempoAlma siempre tuvo la sensación de haber crecido demasiado rápido. Su primer contacto con el mundo exterior fue en el bar de su padre. Todas las mañanas se sentaba en una esquina, cerca de la ventana con un libro encima de la mesa. A las 10 de la mañana acudían los parroquianos a cuentagotas, uno detrás de otro. Se sentaban en la barra, encendían un cigarro y pedían “lo de siempre”. Con el tiempo dejó de sorprenderla los borrachos, las prostitutas o las mujeres que parecían hombres.  
Su padre era un hombre rudo y autoritario, se ganaba la vida en el bar de la calle 13. Como tenía miedo de dejar a sus hijos solos, los mandaba al bar y les decía que se quedarán cerca, dónde el pudiera verles, así sabría siempre lo que estaban haciendo.  
Sin embargo Alma se dio cuenta de que era distinta a los demás, cuando llegó a la universidad, y encontró a sus amigos excitadísimos con las mujeres, el alcohol y las cartas. Alma ya sabía todo lo necesitaba saber sobre el tema. Empezó a frecuentar lugares más bohemios, como cafeterías o parques solitarios. Se sentaba en el césped, cerraba los ojos y empezaba a soñar. Las personas que la conocían decían que era especial. 
-Es una chica extravagante que nunca deja de leer. Cuando se obsesiona con un libro puede estar siete horas sin parar, incluso es capaz de olvidarse de comer.-
Es que Alma aprendió a leer muy pronto. Su libro favorito era “Las Aventuras de Tom Sawyer” El corazón de Alma desaparecía entre las páginas de los libros ávido de aventuras y de romance.  A los siete años Alma se enamoró de Tom Sawyer. Le encontraba atrevido e inteligente, sin embargo lo que más le gustaba de él era que la hacía reír. Durante esos años de su vida, desarrolló un amor fuerte por los libros. Ella siempre decía que los libros la ayudaron a vivir y a encontrarse a sí misma. 

16 comentarios:

Cristal_Azul dijo...

¡!Hola, Esteer!!

Todavía tengo fresco en la memoria el recuerdo de mi niñez, como me emocionaba leer esos cuentos, que nos han llevado a casi todos los niños de viaje por el mundo de las letras del color de la aventura y la ilusión. Después de tantos años me sigo poniendo nerviosa en el momento que cojo un libro y lo huelo, ese aroma que me envuelve como si fuera el perfume mas embriagador que jamás hubiera olido. Ese vértigo que siento con la anticipación de la lectura. Sin un libro que me acompañe no podría ser yo.

Me ha encantado,amo leer.Muchísimos besitos,esteer.

popcorn dijo...

siii, creo a todos nos ha enamorado un libro alguna vez al grado de estar horas y horas leyendolo sin parar jaja, creo que cada uno tiene algo que enseñarnos, si no esas palabras no habrían sodo escritas para que perduraran en el tiempo...
gracias por comentar en mi blog (www.minyfernandez.blogspot.com)
un besazo

Ana11 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana11 dijo...

Preciosa entrada.
Me identifico mucho con Alma ya que a mi si me gusta un libro me puedo olvidar también de comer jaja
Un beso :)

Forbidden dijo...

los libros son pasajes para escaparnos de la realidad aunque sea por un momento.

besos

A la sombra de los sauces dijo...

Es precioso, enserio !!
Un beso ^_^

genesis dijo...

me ha gustado un monton aunque tengo que admmitir que no lo lei todo mi lap esta muerta;(
saludosss

Laura. dijo...

Creo que cada una de nosotras tiene a una Alma en su interior. Una Alma que debora libros, se enamora de personajes ficticios y se aisla del mundo real refugiandose en los maravillosos libros.

Grandes letras, como siempre. Yo recién he vuelto a blogger y sería de mi agrado volver a ver mi blog vivo con uno de tus comentarios.

¡Un beso enorme!

Ana Isabel dijo...

Aaaay madre mia!!!
Bendita sea esta entrada y bendito sean los libros!!! *-*

Un beso! ;)
http://myworldlai.blogspot.com.es/

E.C. Belmont dijo...

Que lindó tu blog!!! Esta súper mono!! Y lo que escribes aún más :)
Un beso!

El ángel de Gaia dijo...

Lo cierto es que me gustaría conocer a esa bella dama, conocer su mundo interior creado por tan magníficos arquitectos que son los libros, fascinarme por todo lo que tenga y pueda o desee revelarme de su universo particular pues cuando se trata de lectura, nuestro pequeño roncón puede estar conformado por galaxias de imaginación desbordante que nos hace reír, llorar y sobretodo madurar en mejores condiciones para afrontar la vida... escribes maravillosamente querida Esteer, siento una envidia sana...

Atte: un humilde caballero de la letra...

Maria Od dijo...

*-* ¡Precioso relato! Una niña muy especial sin duda y por supuesto que gusta de los libros.

Agnes dijo...

Qué bonito, me identifico un poco, no por lo del bar, pero si por saber demasiado de ello y preferir parques y cafeterías bohemias junto a un buen libro. En la Universidad todo es como dices, y muy poca gente es como Alma o como yo...

Un beso fuerte, me reincorporo a mi blog de ayuda CLICK Si tienes sugerencias deja un comentario o mándame un correo a la dirección que adjunto en la columna derecha del blog.
Que pases una buena semana

Laspiezasdelcorazón dijo...

Holaaa! despues de más de un mes y siento la tardanza, vuelvo por aqui con un nuevo capítulo de ''las piezas del corazón'', espero que puedas pasar a leer y comentes qué te ha parecido, un besito :)

Anaid Sobel dijo...

Alma es lo que podemos llamar un "alma lectora" una auténtica amante de los libros, de las que se quedan hasta el amanecer devorando palabras y de las que trasnocha sin darse cuenta.


Me resulta familiar esa forma de vivir.

Besos grises

TheWickedNightmare dijo...

Un maravilloso texto sin dudas!