9/5/15

La ventana de su habitación.


Desde pequeño Pedrito había soñando con viajar. Recorrer los cinco continentes, visitar miles de museos, hacerse fotos en todos los monumentos del mundo, admirar la Torre Eiffel desde abajo, dar vueltas sobre sí mismo con los ojos cerrados, sintiendo en su piel el viento romántico de París. Se imaginaba en Nueva York subiendo en ascensor esos enormes edificios que le hacían cosquillas al cielo, y al llegar a lo alto, las manos pegadas en el cristal, sus ojos abiertos como platos, el vaho en el vidrio y el mundo pequeño. 

Pedrito soñaba con pasear en góndola al lado de una hermosa italiana de ojos negros, hacer surf en el océano Pacífico, y nadar entre delfines. Perderse entre las ruinas de Machu Pichu, hablar ocho idiomas, cantar baladas románticas a las doce de la noche mientras su hermosa italiana se reía hasta quedarse sin lágrimas. Jugar al escondite en Central Park, dar de comer a las gaviotas, volar en globo, hacer senderismo por las montañas de Adirondack, y construir castillos de arena en las playas de Puerto Rico con el sol tostándole la piel.  Pero despertó, y su italiana de ojos negros, y sus viajes alrededor del mundo, y el viento romántico de París, y las torres, y los castillos de arena, y las góndolas y las montañas de Adirondack desaparecieron por la ventana de su habitación.

15 comentarios:

Fina Tizón dijo...

Los sueños juegan esas malas pasadas...
Felices dueños y, sobre todo, feliz despertar
Un abrazo, Ester
Fina

Anónimo dijo...

beautiful blog kisses andy

Rafael dijo...

Eso ocurre muchas veces al despertar con un soplo de brisa que nos devuelve de nuevo a la realidad.
Un abrazo.

Megan :) dijo...

Me encantas me encantas y me encantas! Tus escritos son vida

sabores compartidos dijo...

Suele ocurrir que a veces nuestros sueños nos juegan malas pasadas como esta en que al despertar te quedaste como estabas.
Hola hacia mucho que venía por aqui espero que nos veamos por nuestros blogs.
Besotesssssssssssss

JLO dijo...

pero como sueño no está nada mal eh.... me gustó eso de ver la torre desde abajo, no lo había pensado así nunca.... besos....

Marina-Emer dijo...

Yeso que dicen que los sueños sueños son ...pero a veces se hacen uf una realidad y gorda...besos guapa

llorenç Gimenez dijo...

Pedrito, es que tiene un sueño muy profundo, y una gran imaginación, pero los sueños, sueños son, pero que le quiten el hermoso sueño, porque no soñar, quizás un día Pedrito pueda hacer realidad sus sueños, y porque no encontrar la italiana de ojos negros...
Un abrazo Ester...

Sophie dijo...

Me gusto mucho la entrada y tu blog, me llego la historia de Pedrito.
te sigo,puedes seguirme al poner seguir en la parte derecha del blog(casi al final) donde te da esa opcion besos

Wakimiro dijo...

hay que mono :3 es un niño con una gran imaginación o incluso es alguno de nosotros que seguimos teniendo tanta imaginación. Lo hara y lo haremos, jugaremos en los campos elicios, nos tomaremos la foto debajo del obelisco, correremos por las callejonadas de Guanajuato y bailaremos la Guelaguetza en Oaxaca, Los sueños nos toca cumplirlos :3
Un abrazo enorme y nos leemos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

NO basta soñar. Hay que actuar.Aleccionantes tus relatos. UN abrazo. Carlos

La chica del mundo perdido dijo...

Pero que cosita más bonita!
Sigue asi! :D

Paula Cruz Roggero dijo...

Sueños... los sueños sueños son... pero yo al menos los considero el motor de mi realidad... hermoso escrito.

José A. García dijo...

Pedrito, al menos, tenía su imaginación. Hay otros que ni siquiera eso poseen.

Saludos

J.

Ana Isabel dijo...

¡Benditos ratos donde con solo nuestra mente nos transportamos a miles de sitios y situaciones! *-*
El problema es cuando te despiertas y no es real...

Un beso! ;)
http://myworldlai.blogspot.com.es