9/6/15

Ausencia

Ausencia Susurros del tiempoUna mañana Ana se levantó de la cama y descubrió que el mundo se había vuelto gris. No es el que día anterior no lo estuviese sino que hoy por primera vez había abierto los ojos. Y cuando se dio cuenta sintió que se ahogaba. Es fácil aislarse del mundo. Es fácil vivir en una burbuja de felicidad mientras evitamos a toda costa ver como el mundo se destruye. Es fácil acostumbrarse al dolor de los demás cuando lo que ves en la televisión día tras día, es violencia, muerte y destrucción. Es fácil sentirte afortunado cuando estás sentado cómodamente en el sofá de tu casa. Es fácil apagar la radio cuando lo que escuchas es una desgracia tras otra. Sí, es fácil. 

Ana se agarró al respaldo de la silla mientras contaba hasta tres. Uno, dos, tres. El aire entró por sus fosas nasales e hinchó sus pulmones. Inspiró e espiró varias veces. Y volvió a contar hasta tres. Uno, dos, tres. 

Esperó hasta que la información se perdió en algún lugar remoto de su cerebro. Y dejó de pensar y al dejar de pensar, el mundo recuperó todos sus colores. 

12 comentarios:

Saudades Ricardo dijo...

Aislarse de la maldad que asola el mundo a veces es dificil pero más dificil es ver día tras día las noticias del mundo y permanecer impasible. Somos tan imperfectos y tan destructivos.

Me aíslo en mi nube.

Besos.

Rafael dijo...

A veces sucede lo que dices y es que nos levantamos y creemos abrir los ojos por primera vez.
Un abrazo en la noche.

llorenç Gimenez dijo...

!Uff..!! muy duro relato, pero muy real, hay que respirar profundo, pero no demasiado para no contaminarse...
Un abrazo Ester

Álvaro dijo...

El infierno es la mirada del otro...

... y para cada uno era estar en una habitación con las personas más mezquinas que pudiera conocer. "Esperemos al verdugo" decía una de ellas. Él, que controlaba ésto, sabía que aquellos en esa habitación éramos nuestros propios verdugos. Eso implicaba tratar de sobrevivir a costa de lo que fuese necesario. Nuestros fallidos intentos culminaron en una sola idea, el infierno era donde estábamos, el presente, el eterno tiempo donde no existía pasado ni futuro. La pequeña puerta se abrió, teníamos que salir, pero de algo nos dimos cuenta, ya no sabíamos cómo vivir el uno sin el otro.

Escucha la canción "Grey Room" de Damien Rice.

sabores compartidos dijo...

Hay quien vive de espaldas a la realidad encerrado en su mundo y cuando abre los ojos se encuentra con otra realidad, la de a diario.
Me gustó leerte.
besotesssssssssssssssss

Sophie dijo...

De esas entradas que te hacen reflexionar, gracias por compartirla.
besos

Mari-Pi-R dijo...

El mundo se vuelve gris y de color según nuestras emociones, pero no obstante hay que vivir la realidad y si podemos aportar un poco de nuestro bien estar hay que darlo sin pensar.
Un abrazo.

Daniela♥ dijo...

Es triste cuándo uno ve por primera vez las cosas cómo son.

Saludos n.n

Daniela♥ dijo...

Es triste cuándo uno ve por primera vez las cosas cómo son.

Saludos n.n

Fina Tizón dijo...

Positividad, esa es la palabra

Un abrazo, Ester

Fina

18 susurros del viento dijo...

En el fondo me parece demasiado triste ver arco iris donde no los hay. Ser incapaces de ayudar, de empatizar, cuando aún no nos ha tocado el daño a nosotros. El ser humano puede ser realmente bondadoso o el peor animal de la creación.

José A. García dijo...

Ojalá fuera tan fácil dejar de pensar y dedicarse a algo más... ¿dónde se aprenderá tal cosa?

Saludos

J.