4/8/16

felicidad

Una mañana Martina se levantó de la cama y creyó que por fin había descubierto lo que era la felicidad. 
Corrió al baño ducharse, y diez minutos después salía por la puerta de su casa en dirección al colegio. Por el camino se encontró con Amelia, la hija del carnicero. Llevaba puesto un vestido de color rosa con una blusa blanca a juego y una mochila de Barbie en la espalda. Comía un croissant de chocolate. Martina no aguanto más y le confesó que ya lo sabía. Se lo iba a contar a la profesora nada más llegar. Ya podía hacer la redacción que mandó como deberes la semana pasada. 
susurros del tiempo éster del pozo
-¡Soy tu mejor amiga! Antes de decírselo a la profesora me lo tienes que contar a mi-dijo con la boca llena de chocolate. 

La niña miró a Amelia entusiasmada, tenía las mejillas arreboladas y un suave brillo iluminaba el color de sus ojos almendrados. Se acercó a su oreja y le susurró:
-La felicidad es levantarse por las mañanas y ver a papá dormido abrazando a mamá. 







11 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Si se tiene la felicidad en el hogar uno es feliz.
Muy bonito, un abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Esa felicidad de leer la felicidad en el amor de los papas. UN abrazo. Carlos

Anónimo dijo...

Hermoso..espero con ansias leer tus nuevas entradas.

Impulsosdelibertad dijo...

Que texto tan sencillo pero a la vez tan perfecto y hermoso.
No habría sabido expresarlo mejor. Un aplauso para ti. Me ha encantado.
Un abrazo :)

José A. García dijo...

Eso explica la amargura de los huérfanos. Sí, sé que esa no era la intención del texto, pero fue en lo primero que pensé.

Saludos,

J.

Natalia H. Fontijn dijo...

Muy bello!
Un abrazote!

18 susurros del viento dijo...

Qué bonito... Me parece un texto muy breve pero con muchísima ternura.
PD: Yo soy igual de feliz cuando veo a los míos abrazarse a cualquier hora del dia, Mil besos! :)

RECOMENZAR dijo...

siempre es un placer leerte

Séfora Magna dijo...

Me encantó tu entrada y tu blog en general, te animo a que visites el mío, estoy escribiendo un libro y necesito seguidores y comentarios. Gracias de antemano
http://laestrelladedavidsefora87.blogspot.com.es/

Aimi Hime dijo...

que lindo. ver amor es felicidad

David Oyola dijo...

¡Muy cuco! Felicidad también es llegar a casa de madrugada y comerte los restos de la pizza del día anterior. Por aportar jajaja
¡Besotes!